SANTÍSIMO SACRAMENTO

SANTÍSIMO SACRAMENTO

CALENDARIO 2017

CALENDARIO 2017

domingo, 25 de diciembre de 2011

JESÚS DE MI VIDA



De alimentarte de los Pechos Maternos siendo Niño,
pasaste a gobernar el Universo,
y te hiciste alimento del hambriento.
De estar indefenso en el Pesebre,
pasaste a ser Rey que defiende a los Suyos en el Santo Madero.
Fuiste injustamente acusado y llevado a la Cruz por juez mortal,
siendo Tú el Inmortal.
¡Que grandeza de este Niño del Pesebre!
Con Su Luz confunde a los soberbios y enaltece a los humildes.
¡Alégrese el hombre por este Nacimiento!
Nuestro Salvador viene por los Suyos.
¡Cantemos de júbilo, alcemos la voz al Niño en Belén
y demos vítores al Rey que nos salva!
Amén

domingo, 13 de noviembre de 2011

GRACIAS JESÚS POR TUS GRANDES BENEFICIOS



Os doy gracias



Os doy gracias, mi Jesús, del favor que me habéis hecho de venir a mí.

Si al recibir un regalo cualquiera, doy gracias, ¡cuántas más os las daré a Vos, que me habéis dado a Vos mismo en persona!

Gracias os sean dadas por un tan grande beneficio. Ahora puedo decir que yo soy vuestro, y Vos todo mío.

Como correspondencia a este beneficio, procuraré llevar una vida más santa, más pura, más agradable a Vos. Amén.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo: a un Dios en Tres Personas bendigo y canto.



Salmo del amor a Jesús


Amor


Os amo como os aman los Ángeles y Santos, que con Vos están en el Cielo.

Oh Jesús, os amo y deseo que todos los hombres os conozcan y amen.

Os amo por tantos infieles que no os conocen y por tantos impíos que os blasfeman.

Os amo por tantos herejes que os niegan y por tantos malos cristianos que os ofenden.

Os amo por los condenados en el infierno, que nunca tendrán la dicha de amaros.





Adoración


Os adoro, Jesús mío, dentro de mi alma, porque sois mi Creador y mi Señor.

Os adoro, como os adoran los Ángeles del Cielo que están en vuestra presencia.

Os adoro como os adoran los Ángeles que están alrededor de vuestros altares.

Os adoro como os adora vuestra Santísima Madre; os adoro dentro de mi corazón.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo: a un Dios en Tres Personas bendigo y canto.


domingo, 16 de octubre de 2011

ORACIÓN POR LA PAZ



Señor, Jesús, tú eres nuestra paz, nuestra luz
mira nuestro mundo, nuestro país, nuestro estado
dañado por la violencia y disperso por el miedo y la inseguridad
te pedimos que consueles el dolor de quienes
sufren, da acierto a las decisiones, de quienes nos gobiernan
toca el corazón de quienes olvidan que somos
hermanos y provocan sufrimientos y muerte,
dales el don de la conversión,,,,,protege a las familias
a nuestros niños, adolescentes y jóvenes, a nuestros pueblos y
comunidades. Que como discípulos misioneros, tuyos
ciudadanos responsables sepamos ser promotores de
justicia y de paz, para que en ti, nuestro mundo, país y estado tengamos una vida digna amen

miércoles, 12 de octubre de 2011

ORACIÓN POR LOS SACERDOTES

OH Jesús mío, Te ruego por toda la Iglesia: concédele amor y luz de Tu Espíritu, da poder a las palabras de los sacerdotes para que los corazones endurecidos se ablanden y vuelvan a Ti, Señor. Señor, danos sacerdotes santos; Tú Mismo consérvalos en la santidad. OH Divino y Sumo Sacerdote, que el poder de Tu misericordia los acompañe en todas partes y los proteja de las trampas y asechanzas del demonio, que están siendo tendidas incesantemente para atrapar al las almas de los sacerdotes. Que el poder de Tu misericordia, OH Señor, destruya y haga fracasar lo que pueda empañar la santidad de los sacerdotes ya que Tú lo puedes todo (Diario, 1052).
Te pido, OH Jesús, una bendición especial y luz para los sacerdotes ante los cuales me confesaré durante toda mi vida (Diario, 240).

Oración de acción de gracias.

“Oh Jesús, Dios eterno, te doy gracias por tus innumerables gracias y bendiciones. Que cada latido de mi corazón sea un himno nuevo de agradecimiento a Ti, oh Dios. Que cada gota de mi sangre circule para Ti, Señor. Mi alma es todo un himno de adoración a tu misericordia. Te amo, Dios, por Ti mismo.” (Diario 1794)


martes, 13 de septiembre de 2011

EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ


- Origen de la fiesta.

- El Señor bendice con la Cruz a quienes más ama.

- Los frutos de la Cruz.

I. Por la Pasión de Nuestro Señor, la Cruz no es un patíbulo de ignominia, sino un trono de gloria. Resplandece la Santa Cruz, por la que el mundo recobra la salvación. ¡Oh Cruz que vences! ¡Cruz que reinas! ¡Cruz que limpias de todo pecado! Aleluia (1).

La fiesta que hoy celebramos tiene su origen en Jerusalén en los primeros siglos del Cristianismo. Según un antiguo testimonio (2), se comenzó a festejar en el aniversario del día en el que se encontró la Cruz de Nuestro Señor. Su celebración se extendió con gran rapidez por Oriente y poco más tarde a la Cristiandad entera. En Roma tuvo gran solemnidad la procesión que, antes de la Misa, para venerar la Cruz (3), se dirigía desde Santa María la Mayor a San Juan de Letrán.

A principios del siglo VII los persas saquearon Jerusalén, destruyeron muchas basílicas y se apoderaron de las sagradas reliquias de la Santa Cruz, que serían recuperadas pocos años más tarde por el emperador Heraclio. Cuenta una piadosa tradición que cuando el emperador, vestido con las insignias de la realeza, quiso llevar personalmente el Santo Madero hasta su primitivo lugar en el Calvario, su peso se fue haciendo más y más insoportable. Zacarías, Obispo de Jerusalén, le hizo ver que para llevar a cuestas la Santa Cruz debería despojarse de las insignias imperiales e imitar la pobreza y la humildad de Cristo, que se había abrazado a ella desprendido de todo. Heraclio vistió entonces unas humildes ropas de peregrino y, descalzo, pudo llevar la Santa Cruz hasta la cima del Gólgota

Es posible que desde niños aprendiéramos a hacer el signo de la Cruz en la frente, en los labios y en el corazón, en señal externa de nuestra profesión de fe. En la Liturgia, la Iglesia utiliza el signo de la Cruz en los altares, en el culto, en los edificios sagrados. Es el árbol de riquísimos frutos, arma poderosa, que aleja todos los males y espanta a los enemigos de nuestra salvación: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, pedimos todos los días al signarnos. La Cruz enseña un Padre de la Iglesia "es el escudo y el trofeo contra el demonio. Es el sello para que no nos alcance el ángel exterminador, como dice la Escritura (cfr. Ex 9, 12). Es el instrumento para levantar a los que yacen, el apoyo de los que se mantienen en pie, el bastón de los débiles, la guía de quienes se extravían, la meta de los que avanzan, la salud del alma y del cuerpo, la que ahuyenta todos los males, la que acoge todos los bienes, la muerte del pecado, la planta de la resurrección, el árbol de la vida eterna" (5). El Señor ha puesto la salvación del género humano en el árbol de la Cruz, para que donde tuvo origen la muerte, de allí resurgiera la Vida, y el que venció en un árbol, fuera en un árbol vencido

La Cruz se presenta en nuestra vida de muy diferentes maneras: enfermedad, pobreza, cansancio, dolor, desprecio, soledad... Hoy podemos examinar en nuestra oración nuestra disposición habitual ante esa Cruz que se muestra a veces difícil y dura, pero que, si la llevamos con amor, se convierte en fuente de purificación y de Vida, y también de alegría. ¿Nos quejamos con frecuencia ante las contrariedades? ¿Damos gracias a Dios también por el fracaso, el dolor y la contradicción? ¿Nos acercan a Dios estas realidades, o nos separan de Él?

II. La Primera lectura de la Misa nos narra cómo el Señor castigó al Pueblo elegido por murmurar contra Moisés y contra Yahvé, al experimentar las dificultades del desierto, enviándole serpientes que causaron estragos entre los israelitas. Cuando se arrepintieron, el Señor dijo a Moisés: Haz una serpiente de bronce y ponla por señal; el herido que la mirare, vivirá. Hizo, pues, Moisés una serpiente de bronce y la puso por señal, y los heridos que la miraban eran sanados. La serpiente de bronce era signo de Cristo en la Cruz, en quien obtienen la salvación los que lo miran. Así lo expresa Jesús en su conversación con Nicodemo, recogida en el Evangelio: Como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es preciso que sea levantado el Hijo del Hombre, para que todo el que crea tenga vida eterna en él (8). Desde entonces, el camino de la santidad pasa por la Cruz, y cobra sentido algo tan falto de él como es la enfermedad, el dolor, la pobreza, el fracaso..., la mortificación voluntaria. Es más, Dios bendice con la Cruz cuando quiere otorgar grandes bienes a un hijo suyo, que trata entonces con particular predilección.

Muchas gentes huyen de la Cruz de Cristo como en desbandada, y se alejan de la alegría verdadera, de la eficacia sobrenatural que llena el corazón, de la misma santidad; huyen de Cristo. Llevémosla nosotros sin rebeldía, sin quejas, con amor. "¿Estás sufriendo una gran tribulación? ¿Tienes contradicciones? Di, muy despacio, como paladeándola, esta oración recia y viril:

""Hágase, cúmplase, sea alabada y eternamente ensalzada la justísima y amabilísima Voluntad de Dios, sobre todas las cosas. Amén. Amén."

"Yo te aseguro que alcanzarás la paz"

III. Cruz fiel, tú eres el árbol más noble de todos; ningún otro se te puede comparar en hojas, en flor, en fruto

El amor a la Cruz produce abundantes frutos en el alma. En primer lugar, nos lleva a descubrir enseguida a Jesús, que nos sale al encuentro y toma lo más pesado de la contradicción y lo carga sobre sus hombros. Nuestro dolor, asociado al del Maestro, deja de ser el mal que entristece y arruina, y se convierte en medio de unión con Dios. "Si sufres, sumerge tu dolor en el suyo: di tu Misa. Pero si el mundo no comprende estas cosas, no te turbes; basta con que te comprendan Jesús, María, los santos. Vive con ellos y deja que corra tu sangre en beneficio de la humanidad: ¡como Él!"

La Cruz de cada día es una gran oportunidad de purificación, de desprendimiento y de aumento de gloria (12). San Pablo enseñaba con frecuencia a los cristianos que las tribulaciones son siempre breves y llevaderas, y el premio de esos sufrimientos llevados por Cristo es inmenso y eterno. Por eso el Apóstol se gozaba en sus tribulaciones, se gloriaba de ellas y se consideraba dichoso de poder unirlas a las de Cristo Jesús y completar así su Pasión para bien de la Iglesia y de las almas (13). El único dolor verdadero es alejarnos de Cristo. Los demás padecimientos son pasajeros y se tornan gozo y paz: "¿No es verdad que en cuanto dejas de tener miedo a la Cruz, a eso que la gente llama cruz, cuando pones tu voluntad en aceptar la Voluntad divina, eres feliz, y se pasan todas las preocupaciones, los sufrimientos físicos o morales?

"Es verdaderamente suave y amable la Cruz de Jesús. Ahí no cuentan las penas; sólo la alegría de saberse corredentores con Él"

El trato y la amistad con el Maestro nos enseñan, por otra parte, a ver y a llevar las dificultades que se presentan con una disposición joven, decidida, alejada de la tristeza y de la queja. Si se lo pedimos, el Señor nos concederá una disposición alegre, llena de buen humor, muchas veces, ante lo que nos es contrario. La veremos, como han hecho los santos, como un estímulo, un obstáculo que es preciso saltar en esta carrera que es la vida. Este espíritu alegre y optimista, incluso en los momentos difíciles, no es fruto del temperamento ni de la edad: nace de una profunda vida interior, de la conciencia siempre presente de nuestra filiación divina. Esta disposición serena, optimista, en toda circunstancia creará un buen ambiente a nuestro alrededor en la familia, en el trabajo, con los amigos... y será un gran medio para acercar a otros al Señor.

Terminamos nuestra oración junto a Nuestra Señora. ""Cor Mariae perdolentis, miserere nobis!" invoca al Corazón de Santa María, con ánimo y decisión de unirte a su dolor, en reparación por tus pecados y por los de los hombres de todos los tiempos.

"Y pídele para cada alma que ese dolor suyo aumente en nosotros la aversión al pecado, y que sepamos amar, como expiación, las contrariedades físicas o morales de cada jornada"

* La devoción y el culto a la Santa Cruz, donde Cristo dio su vida por nosotros, se remonta a los mismos comienzos del Cristianismo. En la Liturgia se tiene constancia desde el siglo IV. La Iglesia conmemora hoy el rescate de la Cruz del Señor por obra del emperador Heraclio en su victoria sobre los persas. En los textos de la Misa y de la Liturgia de las Horas la Iglesia canta con entusiasmo a la Santa Cruz, pues fue el instrumento de nuestra salvación; si el árbol a cuya sombra pecaron de desobediencia nuestros primeros padres fue causa de perdición, el Arbol de la Cruz es el origen de nuestra salvación eterna.


LA CRUZ DE LA JUVENTUD EN MADRID RECIBIENDO AL PAPA

domingo, 11 de septiembre de 2011

EL- V -ENCUENTRO NACIONAL DE LA DIVINA MISERICORDIA


martes, 6 de septiembre de 2011



Jesús, el Mundo te necesita, bendicenos y acogenos en Tu Misericordia
Llevanos en Tu Corazón, por que sabes que solos no podemos hacer nada.
Recomiéndanos a Tu Querida Madre, nadie como ella nos guiará por tu camino,
nos enseñara el modo de hacer oración y hablar contigo.

Si supiéramos, lo que nos amas Jesús mío
moriríamos de felicidad
no podríamos hacer nada más que amarte.
sentirte, desearte. estar contigo escuchándote como hacía María Magdalena.

Madre Querida, Tú que tanto lo amas, y deseas que nosotros lo hagamos también, purificanos con tu manto Virginal, para poder recibir a tu Hijo con ardiente Caridad.


martes, 2 de agosto de 2011

EN TIEMPO DE SUFRIMIENTO (DEL DIARIO DE SANTA FAUSTINA)




OH, si el alma que sufre supiera cuánto Dios la ama, moriría de gozo y de exceso de felicidad. Un día, conoceremos el valor del sufrimiento, pero entonces ya no podremos sufrir. El momento actual es nuestro (Diario, 963).
Jesús, no me dejes sola en el sufrimiento. Tú sabes, Señor, lo débil que soy. Soy un abismo de miseria, soy la nada misma. Por eso, ¿qué habría de extraño si me dejaras sola y yo cayera? Soy una recién nacida, Señor, por eso no sé sostenerme por mí misma. Sin embargo, a pesar de todo abandono, confío, y a pesar de mis sentimientos, confío y me estoy transformando completamente en la confianza, muchas veces a pesar de lo que siento. No disminuyas ninguna de mis aflicciones, sólo dame fuerza para soportarlas. Haz conmigo lo que Tú quieras, Señor, sólo dame la gracia de poder amarte en cada acontecimiento y circunstancia. Señor, no disminuyas mi cáliz de amargura, sólo dame fortaleza para que pueda beberlo todo
(Diario, 1489).

viernes, 1 de julio de 2011

SOLECNIDAD DEL SAGRADO CORAZON DE JESUS


R/. La misericordia del Señor dura siempre,
para los que cumplen sus mandatos.

Bendice, alma mía, al Señor
y todo mi ser a su santo nombre.
Bendice, alma mía, al Señor,
y no olvides sus beneficios.

El perdona todas tus culpas
y cura todas tus enfermedades;
él rescata tu vida de la fosa
y te colma de gracia y de ternura.

El Señor hace justicia
y defiende a todos los oprimidos;
enseñó sus caminos a Moisés
y sus hazañas a los hijos de Israel.

El Señor es compasivo y misericordioso,
lento a la ira y rico en clemencia.
No nos trata como merecen nuestros pecados,
ni nos paga según nuestras culpas.


Padre mío
ayúdame a vaciar mi corazón
a limpiar y purificar mi corazón
a quitar todo lo que no me pertenece,
como, la vanidad, el orgullo el dolor, el rencor,
dame el don de la humildad, del perdón
de reconocer mis errores,
y aceptar todo lo que tu me mandes
señor quita de mi todas esas cosas que no me sirven
que tu seas el dueño y señor de mi corazón,
que mi corazón este limpio para ti, amen


No hay mayor amor, dice Jesús, que dar la vida por los amigos. Por esto, las primeras comunidades cristianas meditaron mucho sobre la parábola del pastor que da su vida por las ovejas. Jesús al presentarse a si mismo como el Buen Pastor, quiso revelar a la muchedumbre que le escuchaba "los proyectos del corazón Dios", sus designios de misericordia. Llegará un día que otra imagen impresionará más aún a los espíritus, la del costado abierto de Jesús crucificado: el costado traspasado de Jesús, del que manaron sangre y agua, es asimismo el signo la fecundidad de su sacrificio, puesto que es el manantial del brotan los sacramentos de la Iglesia. En estos últimos tiempos, ha sido el Corazón mismo de Jesús, tras su costado abierto. quien ha atraído la contemplación de los cristianos, como símbolo de "los beneficios de su amor para con nosotros».
Al contemplar el Corazón de Cristo, unos pueden escuchar, de modo especial, un llamamiento a la reparación por los pecados de los hombres, otros acudirán a beber con gozo de la fuente de la salvación», y, finalmente, habrá otros que, fijos sus ojos en Jesús, se dejarán adoctrinar por El.




domingo, 26 de junio de 2011

SOLECNIDAD DEL CUERPO Y LA SANGRE DE CRISTO





El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna. Estas palabras del evangelio de San Juan nos introducen en el misterio de la presencia Eucarística que celebramos en esta solemnidad. La liturgia nos ofrece tres elementos que orientan nuestra reflexión: la experiencia del desierto del pueblo de Israel, el alimento del camino y la vida que no es derrotada por la muerte. El libro del Deuteronomio (1L) evoca el paso del pueblo por el desierto. Este memorial tiene el objeto de despertar la responsabilidad de los oyentes con respecto a las tareas presentes. La historia enseña al pueblo de Israel que su paso por el desierto, lleno de adversidades y contratiempos, no es simplemente una situación ciega, ajena a todo sentido y significado, sino un momento de prueba. Un momento en el que Dios penetra el corazón, se hace presente y ofrece el sustento a los que desfallecen. Yahveh sale al paso de sus necesidades y les da el maná. Este alimento que el Señor ofrece en el desierto sostiene la vida del pueblo y lo ayuda a continuar la marcha. Así como en el pasado, Israel atravesó por el desierto y Dios probó su corazón y lo mantuvo en vida, así ahora, en el presente de nuestras vidas el Señor no es ajeno a la suerte humana. . En verdad, Dios es amigo la vida y no odia nada de cuanto ha creado. Esta verdad encuentra su plenitud en Cristo que ha venido para que tengamos vida y la tengamos en abundancia. Por eso nos da a comer su carne, verdadera comida, y a beber su sangre, verdadera bebida, para que tengamos vida eterna (EV). Participando todos de un solo pan (Eucarístico) formamos un solo cuerpo (2L).

jueves, 16 de junio de 2011

JESUCRISTO SUMO Y ETERNO SACERDOTE




Jueves 16 de Junio, 2011

Fiesta

Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad

Danos, Señor, sacerdotes santos

Que el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, que ofrecemos en el sacrificio y recibimos en la comunión, sean para nosotros, Señor, el principio de una vida nueva, a fin de que, unidos a ti por el amor, demos frutos que permanezcan para siempre.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Dios nuestro, que para gloria tuya y salvación de todos los hombres constituiste Sumo y Eterno Sacerdote a tu Hijo, Jesucristo, concede a quienes él ha elegido como ministros suyos y administradores de sus sacramentos y de su Evangelio, la gracia de ser fieles en el cumplimiento de su ministerio.

Por nuestro Señor Jesucristo

Amén.

Lectura del santo Evangelio

segun Mateo 6:7-15

7 Cuando pidan a Dios, no imiten a los paganos con sus letanías interminables: ellos creen que un bombardeo de palabras hará que se los oiga. 8 No hagan como ellos, pues antes de que ustedes pidan, su Padre ya sabe lo que necesitan.

• EL PADRENUESTRO
9 Ustedes, pues, recen así:
Padre nuestro, que estás en el Cielo,
santificado sea tu Nombre,
10 venga tu Reino,
hágase tu voluntad
así en la tierra como en el Cielo.
11 Danos hoy el pan que nos corresponde;
12 y perdona nuestras deudas,
como también nosotros perdonamos
a nuestros deudores;
13 y no nos dejes caer en la tentación,
sino líbranos del Maligno.
14 Porque si ustedes perdonan a los hombres sus ofensas, también el Padre celestial les perdonará a ustedes. 15 Pero si ustedes no perdonan a los demás, tampoco el Padre les perdonará a ustedes.

Palabra de Dios.

Acoge, Padre, la oración de tu Iglesia, reunida en torno a tu Hijo Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, y concédele lo que en su nombre te ha pedido.

Por el mismo Jesucristo

nuestro Señor.

Unidos a Jesucristo, Sumo y eterno Sacerdote, elevemos al Padre nuestra oración por su Iglesia, por el mundo y, de modo especial, por los llamados a participar del sacerdocio ministerial.





domingo, 12 de junio de 2011

ORACIÓN DE SANTA FAUSTINA


EN UNA HERMOSA ORACIÓN, SANTA FAUSTINA NOS REVELA SU MANERA DE PRACTICAR LA MISERICORDIA:

«¡Señor Jesús, transfórmame toda en tu Misericordia!
Haz que mis ojos sean misericordiosos, para que jamás juzgue según las apariencias y desconfíe de nadie, sino que pueda ver en todas las almas todo lo bello que poseen, y que sea caritativa con todas ellas.
Haz que mis oídos sean misericordiosos, siempre atentos a las necesidades de mis hermanos y nunca sordos a su llamada.
Haz que mi lengua sea misericordiosa para que nunca hable mal de nadie, sino que tenga para todos palabras de perdón y de consuelo.
Haz que mis manos sean misericordiosas y se llenen de caridad, a fin de que pueda cargar con todo lo pesado e insoportable para aliviar el peso de los demás.
Haz que mis pies sean misericordiosos y siempre dispuestos a acudir en auxilio del prójimo... ¡Que mi descanso sea servir!
Haz que mi corazón sea misericordioso y abierto a cualquier sufrimiento. De ese modo no lo cerraré a nadie, incluso a los que abusen de él, y yo misma me encerraré en tu Corazón...
¡Que tu Misericordia repose en mí, Señor! Transfórmame en ti, pues tú eres mi todo».

sábado, 21 de mayo de 2011

JACULATORIAS DEL SAGRADO CORAZÓN




¡Bendito sea el Sacratísimo Corazón de Jesús en el Santísimo Sacramento.
†††
Corazón de Jesús en Ti confío.
†††
Corazón de Jesús, Ardiente de amor por nosotros, inflama nuestro corazón en tu amor.
†††
Corazón de Jesús, convertid a los pobres blasfemos.
†††
Corazón de Jesús, inflamado en nuestro amor, inflamad nuestro corazón en amor vuestro.
†††
Corazón de Jesús, que os ame y os haga amar.
†††
Corazón divino de Jesús, convierte a los pecadores, salva a los moribundos, libra a las almas santas del purgatorio.
†††
Corazón eucarístico de Jesús, aumentad en nosotros la fe, la esperanza y la caridad.
†††
Corazón Sacratísimo de Jesús, ten misericordia de nosotros.
Dulce Corazón de Jesús, sed mi amor.
†††
Dulce Corazón de Jesús, ten piedad de nosotros y de nuestros hermanos errantes.
†††
Dulce corazón de mí Jesús, haz que te ame siempre más y más.
†††
Gloria, amor y gratitud al Sagrado Corazón de Jesús.
†††

Oh Corazón de amor, yo pongo toda mi confianza en ti, porque todo lo temo de mi flaqueza, pero todo lo espero de vuestras bondades.

†††

Sacratísimo Corazón de Jesús ten piedad de nosotros.
†††
Sagrado Corazón de Jesús, confortado en vuestra agonía por un ángel, confortadnos en nuestra agonía.
†††
Sagrado Corazón de Jesús, creo en vuestro amor por mí.
†††
Sagrado Corazón de Jesús, protege nuestras familias.
†††
Sagrado Corazón de Jesús, sed conocido, sed amado, sed imitado.
†††
Sagrado Corazón de Jesús, venga a nosotros tu reino.
†††
Sagrado Corazón de Jesús, yo me doy a ti por María.
†††
Sea amado en todas partes el Sagrado Corazón de Jesús.
†††
Todo por Ti, Corazón Sacratísimo de Jesús!
†††
Corazón dulcísimo de María, prepáranos un camino seguro.
†††

Dulce Corazón de María, sed la salvación mía.
†††
Dulce Corazón de María, sed mi salvación.
†††
Purísimo Corazón de María, virgen santísima, alcánzanos de Jesús la pureza y la humildad de corazón

†††




domingo, 15 de mayo de 2011

EL SEÑOR EN MI PASTOR




El Señor es mi pastor, nada me falta:
en verdes praderas me hace recostar.

Me conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas;
me guía por el sendero justo, por el honor de su nombre.

Preparas una mesa ante mí, enfrente de mis enemigos;
me unges la cabeza con perfume, y mi copa rebosa.

Tu bondad y tu misericordia me acompañan todos los días de mi vida,
y habitaré en la casa del Señor por años sin término.



martes, 3 de mayo de 2011

EN LA FIESTA DE LA DIVINA MISERICORDIA






jueves, 21 de abril de 2011

LA NOVENA DE LA DIVINA MISERICORDIA EL VIERNES SANTO ES EL PRIMER DÍA DE LA NOVENA



PREPARACIÓN PARA LA FIENTA DE LA DIVINA MISERICORDIA

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9
Pulsar: Para decir una coronilla en audio cada día de la Novena.
Escuchar Descargar

Deseo que el primer domingo después de Pascua Florida,

sea una Fiesta de mi Divina Misericordia.

Cualquiera que reciba el Sacramento de mi Amor (Confesión y Comunión)

en ese día obtendrá completo perdón de todas sus faltas y castigos.

La Humanidad no encontrará paz hasta que se vuelva con confianza a mi Divina Misericordia.

Vengo ahora como Rey de Misericordia, antes de venir como Justo Juez

para que no haya ninguno que pueda excusarse, en el día del Juicio, poco a poco se va acercando”.

Una promesa especial de Misericordia

La promesa de nuestro Señor de conceder el perdón total de los pecados

y los castigos en la Fiesta de la Misericordia

está documentada tres veces en el Diario de Santa Faustina.

Cada referencia es un poco distinta:

“Deseo conceder el perdón total a las almas que se acerquen a la confesión
y reciban la Santa Comunión el día de la Fiesta de mi Misericordia”.
(Diario, 1109)

“Quien se acerque ese día a la Fuente de Vida,
recibirá el perdón total de las culpas y penas”.
(Diario, 300)

“El alma que se confiese y reciba la Santa Comunión
obtendrá el perdón total de las culpas y penas”.
(Diario, 699)



jueves, 10 de marzo de 2011

LA CUARESMA TIEMPO DE CONVERSIÓN


Señor Jesús, te suplico pidas a Tu Padre Celestial
tenga Misericordia de nosotros,
sane nuestras llagas,
y por los méritos de Tu Preciosa Sangre.
Piedad Señor, y Paz para los Pueblos.
Te acompaño en los 40 días de dolor,
por la salvación de mi Familia, y el Mundo entero.


La Cuaresma, es una gracia de nuestro Padre Dios, es vernos en nuestra nada, y con la necesidad de aprovechar la Misericordia que nuestro Salvador nos tiende desde la cruz.

Es darnos cuenta de la necesidad de desprendernos del hombre viejo, y dar paso a una realidad, y visión de la vida eterna en la muerte y resurrección de nuestro Señor.

Es una gracia tan grande, que humanamente no podemos comprender.

Con el ayuno, la limosna y la oración, nos pondremos a recibir más o menos según el aprovechamiento de cada uno, a sentirnos más humanos, y llenos de amor con nuestros hermanos; qué endefinitiva, es lo que hay que hacer, para sentirnos uno más de los íntimos de Jesús, nuestro Salvador.

martes, 1 de marzo de 2011

sábado, 26 de febrero de 2011

(SALMO 8)


¡Señor, Dios nuestro,

qué admirable es tu nombre en toda la tierra!

Tu majestad se alza por encima de los cielos.

De los labios de los niños de pecho,

levantas una fortaleza frente a tus adversarios,

para hacer callar al enemigo y al rebelde.

Al ver el cielo, obra de tus dedos,

la luna y las estrellas que has creado,

¿qué es el hombre, para que te acuerdes de él,

el ser humano, para que de él te cuides?

Lo hiciste inferior a un dios,

coronándolo de gloria y esplendor;

le diste el dominio sobre la obra de tus manos,

todo lo pusiste bajo sus pies:

rebaños y vacadas, todos juntos,

y aun las bestias salvajes,

las aves del cielo, los peces del mar

y todo cuanto surca las sendas de las aguas.

¡Señor, Dios nuestro,

qué admirable es tu nombre en toda la tierra.

jueves, 3 de febrero de 2011

IRRADIANDO A CRISTO


Oh, amado Jesús.
Ayúdame a esparcir Tu fragancia
por donde quiera que vaya.
Inunda mi alma con Tu Espíritu y Vida.
Penetra y posee todo mi ser tan completamente, que mi vida entera sea un resplandor de la Tuya.
Brilla a través de mi y permanece tan dentro de mi, que cada alma con que me encuentre pueda sentir Tu presencia en la mía.
¡Permite que no me vean a mi sino solamente a Jesús!

Quédate conmigo y empezaré a resplandecer como Tú, a brillar tanto que pueda ser una luz para los demás. La luz oh, Jesús, vendrá toda de Ti, nada de ella sera mía;
serás Tú quien resplandezca
sobre los demás a través de mi.
Brillando sobre quienes me rodean,
permíteme alabarte como mas te gusta.

Permíteme predicarte sin predicar,
no con palabras sino a través de mi ejemplo,
a través de la fuerza atractiva,
de la influencia armoniosa de todo lo que haga,
de la inefable plenitud del amor
que existe en mi corazón por Ti.

Amen.

-Oración que rezan las Misioneras de la Caridad (de la Madre Teresa) después de la misa cada dia.

DEVOCIÓN A LA DIVINA MISERICORDIA

DEVOCIÓN A LA DIVINA MISERICORDIA
Pinta una imagen Mía, según la visión que ves, con la Inscripción : "¡Jesús, yo confío en Ti!." Yo deseo que esta Imagen sea venerada, primero en tu capilla y después en el mundo entero. Yo prometo que el alma que honrare esta imagen, no perecerá. También le prometo victoria sobre sus enemigos aquí en la tierra, pero especialmente a la hora de su muerte. Yo el Señor la defenderé como a Mi propia Gloria

JESUS EN TI CONFIO

JESUS EN TI CONFIO
Por sólo tus amores, Jesús, mi bien amado, en Ti mi vida puse, mi gloria y porvenir. Y ya que para el mundo soy una flor marchita, no tengo más anhelo que, amándote, morir.

SANTÍSIMO SACRAMENTO TE ADORAMOS, TE BENDECIMOS Y TE GLORIFICAMOS.

SANTÍSIMO SACRAMENTO TE ADORAMOS, TE BENDECIMOS Y TE GLORIFICAMOS.

SANTISIMO SACRAMENTO

HIMNO A JESÚS SACRAMENTADOPOR SANTO TOMÁS DE AQUINO(Adoro te devote) Te adoro con devoción, Dios escondido, oculto verdaderamente bajo estas apariencias. A Ti se somete mi corazón por completo, y se rinde totalmente al contemplarte. Al juzgar de Ti, se equivocan la vista, el tacto, el gusto; pero basta el oído para creer con firmeza; creo todo lo que ha dicho el Hijo de Dios: nada es más verdadero que esta palabra de verdad. En la Cruz se escondía sólo la Divinidad, pero aquí se esconde también la Humanidad; creo y confieso ambas cosas, y pido lo que pidió aquel ladrón arrepentido. No veo las llagas como las vio Tomas pero confieso que eres mi Dios: haz que yo crea más y más en Ti, que en Ti espere y que te ame. ¡Oh memorial de la muerte del Señor! Pan vivo que das vida al hombre: concede a mi alma que de Ti viva y que siempre saboree tu dulzura. Señor Jesús, bondadoso Pelícano, límpiame a mí, inmundo, con tu Sangre, de la que una sola gota puede liberar de todos los crímenes al mundo entero. Jesús, a quien ahora veo oculto, te ruego que se cumpla lo que tanto ansío: que al mirar tu rostro cara a cara, sea yo feliz viendo tu gloria. Amén.

DULCE CORAZÓN DE JESUS EN TI CONFIO

DULCE CORAZÓN DE JESUS EN TI CONFIO
Omnipotente y sempiterno Dios, eterna salud de los que creen, escúchanos en bien de tus siervos enfermos, por quienes imploramos el auxilio de tu Misericordia; a fin de que recobrada la salud, te den en tu Iglesia ferviente acción de gracias. Por Cristo Nuestro Señor. Así sea.

Archivo del blog

JESÚS EN TI CONFÍO

JESÚS EN TI CONFÍO
Oh Dios, cuya Misericordia es infinita y cuyos tesoros de compasión no tienen límites, míranos con Tu favor y aumenta Tu Misericordia dentro de nosotros, para que en nuestras grandes ansiedades no desesperemos, sino que siempre, con gran confianza, nos conformemos con Tu Santa Voluntad, la cual es idéntica con Tu Misericordia, por Nuestro Señor Jesucristo, Rey de Misericordia, quien con Vos y el Espíritu Santo manifiesta Misericordia hacia nosotros por siempre. Amén.

NUESTRO SACRIFICIO VIVO ES OLOR FRAGANTE PARA DIOS

NUESTRO SACRIFICIO VIVO ES OLOR FRAGANTE PARA DIOS
“Oh Sangre y Agua, que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una Fuente de Misericordia para nosotros, en ti Cofío".

JESÚS QUE TU CRUZ NOS SALVE

JESÚS QUE TU CRUZ NOS SALVE
La cruz es signo de reconciliación con Dios, con nosotros mismos, con los humanos y con todo el orden de la creación en medio de un mundo marcado por la ruptura y la falta de comunión.

VOSOTROS SOIS LA LUZ DEL MUNDO.

VOSOTROS SOIS LA LUZ DEL MUNDO.
Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte. Ni tampoco se enciende una lámpara y la ponen debajo del celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a todos los que están en la casa. Brille así vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos (Mt 5, 13-16)

CRACIAS SEÑOR POR TU MISERICORDIA

CRACIAS SEÑOR POR TU MISERICORDIA

DULCISIMO CORAZÓN DE JESÚS EN TI CONFIO.

DULCISIMO CORAZÓN DE JESÚS EN TI CONFIO.
Oración Oh Dios todopoderoso y eterno, mira el Corazón de tu amantísimo Hijo, las alabanzas y satisfacciones que en nombre de los pecadores te ofrece y concede el perdón a éstos que piden misericordia en el nombre de tu mismo Hijo, Jesucristo, el cual vive y reina contigo por los siglos de los siglos. Amén.

DULCISIMO CORAZÓN DE MARÍA

DULCISIMO CORAZÓN DE MARÍA
¡Oh Corazón de María!, el más amable y compasivo de los corazones después del de Jesús, Trono de las misericordias divinas en favor de los miserables pecadores; yo, reconociéndome sumamente necesitado, acudo a Vos a quien el Señor ha puesto todo el tesoro de sus bondades con plenísima seguridad de ser por Vos socorrido. Vos sois mi refugio. mi amparo, mi esperanza; por esto os digo y os diré en todos mis apuros y peligros: ¡Oh dulce Corazón de María, sed la salvación mía!

ME OFREZCO JESÚS A TU VOLUNTAD.

ME OFREZCO JESÚS A TU VOLUNTAD.
HIMNO AL SANTO CRISTO DEL CONSUELO DE FUENTES DE MAGAÑA –SORÍA- Tu Frente y Tu Mirada Dolorosa Miramos con piedad, Cristo Jesús Con fe de redimidos, confiados. Venimos a Tu Altar. Te Aclamamos a Ti, nuestro Consuelo, Divino Redentor, alumbre tu Calvario Los senderos de un Pueblo Que te Quiere por Señor. +++ ESTROFA En Cruz crucificado Señor, eres Consuelo, Del árbol de la muerte Salud nuestra salió. Rompiendo las cadenas, Triunfante y Victorioso, Me enseñas a que sea Mártir y Redentor. +++ Tu Frete y Tu Mirada Dolorosa Miramos con piedad, Cristo Jesús Con fe de redimidos, confiados. Venimos a Tu Altar. Te Aclamamos a Ti, nuestro Consuelo, Divino Redentor, alumbre tu Calvario Los senderos de un Pueblo Que te Quiere por Señor

NO ME NIEGES TU AUXILIO EN EL ATARDECER DE MI VIDA

NO ME NIEGES TU AUXILIO EN EL ATARDECER DE MI VIDA

BENDITO SEAS SEÑOR EN LA NATURALEZA, QUE TE ALABEN TODAS LAS COSAS QUE TÚ HAS CREADO

BENDITO SEAS SEÑOR EN LA NATURALEZA, QUE TE ALABEN TODAS LAS COSAS QUE TÚ HAS CREADO

QUIERO ESTAR EN TU CORAZÓN JESUS

QUIERO ESTAR EN TU CORAZÓN JESUS
Un verdadero amigo es alguien que te conoce tal como eres, comprende dónde has estado, te acompaña en tus logros y tus fracasos, celebra tus alegrías, comparte tu dolor y jamás te juzga por tus errores.