SANTÍSIMO SACRAMENTO

SANTÍSIMO SACRAMENTO

CALENDARIO 2017

CALENDARIO 2017

sábado, 25 de diciembre de 2010

VATICANO.- EL PAPA PIDE A DIOS EN LA MISA DEL GALLO QUE "CUMPLA SU PROMESA" Y ERIJA EN EL MUNDO UN REINO DE PAZ

El Papa Benedicto XVI ha oficiado esta noche la tradicional Misa del Gallo en la que denunció las guerras en el mundo e imploró a Dios que "quiebre las varas de los opresores y queme las botas resonantes" y ponga fin "al tiempo de las túnicas ensangrentadas".

Por segundo año consecutivo la Misa del Gallo se celebró a las diez de la noche local (21.00 gmt) y no a medianoche, para evitar fatigas al pontífice, que tiene casi 84 años, y mañana, Navidad, volverá de nuevo a la basílica de San Pedro para pronunciar el Mensaje de Navidad e impartir la bendición 'Urbi et Orbi', a la ciudad de Roma y a todo el mundo.

Benedicto XVI afirmó que el Niño Jesús ha encendido en los hombres la luz de la bondad y la paz y les ha dado la fuerza de resistir a la tiranía en el poder y que construye su reino partiendo del corazón. "Pero también es cierto que no se ha roto la 'vara del opresor'. También hoy siguen marchando con estruendo las botas de los soldados y todavía hoy, una y otra vez, queda la 'túnica empapada de sangre", afirmó el Papa.

El pontífice agregó que ésta es una noche de alegría, porque nace Cristo y se pone en las manos del hombre, "mendigando, por así decirlo, nuestro amor, e infundiendo su paz en los corazones. "Esta alegría es también una oración: Señor, cumple por entero tu promesa. Quiebra las varas de los opresores, quema las botas resonantes, haz que termine el tiempo de las túnicas ensangrentadas. Cumple la promesa de que la paz no tendrá fin", agregó el Obispo de Roma. E insistió: "te damos gracias por tu bondad, pero también te pedimos: Muestra tu poder, erige en el mundo el dominio de tu verdad, de tu amor, el reino de justicia, de amor y de paz".

Paz, paz y paz

El Papa Ratzinger subrayó que el Niño Jesús es el portador de la promesa de paz y que es un rey que no necesita consejeros, sino que él mismo lleva en sí la sabiduría y que en la debilidad como niño es el Dios fuerte, "que no muestra la fortaleza de Dios frente a los poderes presuntuosos del mundo". Mirando una imagen del Niñó recién nacido, el anciano pontífice le imploró hermandad entre los hombres. "Ayúdanos para que nos parezcamos a ti, ayúdanos a reconocer tu rostro en el otro que me necesita, en los que sufren o están desamparados, en todos los hombres, y a vivir junto a ti como hermanos y hermanas, para convertirnos en una familia, tu familia", imploró.

Benedicto XVI manifestó que quien vislumbra a Dios "siente alegría" e insistió en que esta noche habla de paz a los hombres de buena voluntad. En una homilía en la que la palabra "paz" fue la más nombrada, el Papa aseguró que Dios no deja de buscar al hombre, "no abandona abandona a la oveja extraviada en el desierto en que se ha perdido" y le ama "para que nosotros podamos convertirnos en personas que aman junto con Él y así haya paz en la tierra". "Haz que seamos cada vez más personas que aman contigo y, por tanto, personas de paz", imploró de nuevo.

Un nacimiento ambientado en Palestina

La misa comenzó con el anuncio del nacimiento del Señor con la lectura del antiguo texto de las 'Kalendas' y siguió con un homenaje floral ante la imagen del Niño Jesús realizado por varios niños. Concluida la misa, las miles de personas que acudieron a la basílica contemplarán en el centro de la plaza de San Pedro el Portal de Belén levantado delante del obelisco.

El Nacimiento está ambientado en Palestina y ocupa una superficie de 300 metros cuadrados y un frente de 25 metros cuadrados. Cuenta con una veintena de figuras, todas a tamaño natural, provenientes del Portal de Belén que fue realizado en 1842 en la iglesia romana de San Andrés della Valle por San Vicente Palotti. Entre los elementos arquitectónicos de este año figura un pueblo filipino.

Antes de la Misa del Gallo, a media tarde, Benedicto XVI encendió el Cirio de la Paz en la ventana de su apartamento. Benedicto XVI volverá hoy al templo vaticano para leer desde el balcón central de la logia de la basílica vaticana el Mensaje de Navidad e impartir la bendición Urbi et Orbi (a la ciudad de Roma y a todo el mundo.

sábado, 27 de noviembre de 2010

SOÑE CON LA SONRISA DE CRISTO


Soñe con la sonrisa de Cristo
Y me dije qué quería volver a verla.
Más ese día vi. Unas lagrimas correr por sus mejillas
Los ojos enrojecidos y el semblante muy apenado
Me impactó mucho ver a Jesús llorando.
Añoraba su sonrisa pero no podía olvidarme de sus lágrimas
Que melancolía, que añoranza sentía el Rey de todo lo creado
Como Hombre sentía, suspiraba, lloraba y gemía.
Como Rey, veía, a sus pies la mezquindad, el orgullo y la impiedad.
Hombres usando de su libertad sin freno, de una vida adulterada, dañada en lo más profundo de las entrañas… de la misma creación.
Viendo el Rey, desmoronarse lo que amaba, viendo los hijos de la perdición.
Imagínate a Cristo Rey llorando, despojado de todo su rango, Él que es dueño de todo, Y de todos…
Amado mío, mi Señor, el más humilde… te ruego perdón, y misericordia.
Sonríeme por favor, dueño de de todo mi ser sonríeme.

sábado, 20 de noviembre de 2010

CONSAGRACIÓN DE LA UMANIDAD PARA EL DÍA DE CRISTO REY


Consagración de la humanidad para
el día de Cristo Rey por el Papa Pío XI


¡Dulcísimo Jesús, Redentor del género humano! Miradnos humildemente postrados; vuestros somos y vuestros queremos ser, y a fin de vivir más estrechamente unidos con vos, todos y cada uno espontáneamente nos consagramos en este día a vuestro Sacratísimo Corazón.

Muchos, por desgracia, jamás, os han conocido; muchos, despreciando vuestros mandamientos, os han desechado. ¡Oh Jesús benignísimo!, compadeceos de los unos y de los otros, y atraedlos a todos a vuestro Corazón Santísimo.

¡Oh Señor! Sed Rey, no sólo de los hijos fieles que jamás se han alejado de Vos, sino también de los pródigos que os han abandonado; haced que vuelvan pronto a la casa paterna, que no perezcan de hambre y miseria.

Sed Rey de aquellos que, por seducción del error o por espíritu de discordia, viven separados de Vos; devolvedlos al puerto de la verdad y a la unidad de la fe para que en breve se forme un solo rebaño bajo un solo Pastor.

Sed Rey de los que permanecen todavía envueltos en las tinieblas de la idolatría; dignaos atraerlos a todos a la luz de vuestro reino.

Conceded, ¡oh Señor!, incolumidad y libertad segura a vuestra Iglesia; otorgad a todos los pueblos la tranquilidad en el orden; haced que del uno al otro confín de la tierra no resuene sino ésta voz: ¡Alabado sea el Corazón divino, causa de nuestra salud! A Él se entonen cánticos de honor y de gloria por los siglos de los siglos. Amén.

domingo, 22 de agosto de 2010

SEÑOR ¿SERÁN POCOS LOS QUE SE SALVEN?



Lectura del santo evangelio según san Lucas 13, 22-30

En aquel tiempo, Jesús, de camino hacia Jerusalén, recorría ciudades y aldeas enseñando.

Uno le preguntó:

- «Señor, ¿serán pocos los que se salven?»

Jesús les dijo:

- «Esforzaos en entrar por la puerta estrecha. Os digo que muchos intentarán entrar y no podrán. Cuando el amo de la casa se levante y cierre la puerta, os quedaréis fuera y llamaréis a la puerta, diciendo:

“Señor, ábrenos”;

y él os replicará:

“No sé quiénes sois.”

Entonces comenzaréis a decir.

“Hemos comido y bebido contigo, y tú has enseñado en nuestras plazas.”

Pero él os replicará:

“No sé quiénes sois. Alejaos de mí, malvados.”

Entonces será el llanto y el rechinar de dientes, cuando veáis a Abrahán, lsaac y Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros os veáis echados fuera. Y vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios.


Mirad: hay últimos que serán primeros, y primeros que serán últimos.»

Palabra del Señor.

domingo, 18 de julio de 2010

EVANGELIO Lc 10, 38-42


Jesús entró en un pueblo, y una mujer que se llamaba Marta lo recibió en su casa. Tenía una hermana llamada María, que sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra. Marta, que estaba muy ocupada con los quehaceres de la casa, dijo a Jesús: “Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola con todo el trabajo? Dile que me ayude”. Pero el Señor le respondió: “Marta, Marta, te inquietas y te agitas por muchas cosas, y sin embargo, una sola cosa es necesaria. María eligió la mejor parte, que no le será quitada”.
Palabra del Señor.

Comentario
Marta y María son un buen ejemplo para discernir qué es lo más importante. Marta representa a esas personas bondadosas, pero que basan su comportamiento en “el cumplir y con eso ya es suficiente”; sin embargo en María encontramos la actitud del creyente que sin abandonar la laboriosidad lo hacen con una actitud novedosa que sale del corazón.

domingo, 13 de junio de 2010

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 7, 36-8, 3


En aquel tiempo, un fariseo rogaba a Jesús que fuera a comer con él. Jesús, entrando en casa del fariseo, se recostó a la mesa. Y una mujer de la ciudad, una pecadora, al enterarse de que estaba comiendo en casa del fariseo, vino con un frasco de perfume y, colocándose detrás junto a sus pies, llorando, se puso a regarle los pies con sus lágrimas, se los enjugaba con sus cabellos, los cubría de besos y se los ungía con el perfume. Al ver esto, el fariseo que lo había invitado se dijo:
- «Si éste fuera profeta, sabría quién es esta mujer que lo está tocando y lo que es: una pecadora.»


Jesús tomó la palabra y le dijo:
- «Simón, tengo algo que decirte.»
Él respondió:
- «Dímelo, maestro.»
Jesús le dijo:
- «Un prestamista tenía dos deudores; uno le debía quinientos denarios y el otro cincuenta. Como no tenían con qué pagar, los perdonó a los dos. ¿Cuál de los dos lo amará más?»
Simón contestó:
- «Supongo que aquel a quien le perdonó más.»
Jesús le dijo:
- «Has juzgado rectamente.»
Y, volviéndose a la mujer, dijo a Simón:
- «¿Ves a esta mujer? Cuando yo entré en tu casa, no me pusiste agua para los pies; ella, en cambio, me ha lavado los pies con sus lágrimas y me los ha enjugado con su pelo. Tú no me besaste; ella, en cambio, desde que entró, no ha dejado de besarme los pies. Tú no me ungiste la cabeza con ungüento; ella, en cambio, me ha ungido los pies con perfume. Por eso te digo: sus muchos pecados están perdonados, porque tiene mucho amor; pero al que poco se le perdona, poco ama.»
Y a ella le dijo:
- «Tus pecados están perdonados.»
Los demás convidados empezaron a decir entre sí:
– «¿Quién es éste, que hasta perdona pecados?» Pero Jesús dijo a la mujer:
- «Tu fe te ha salvado, vete en paz.»
Después de esto iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo, predicando el Evangelio del reino de Dios; lo acompañaban los Doce y algunas mujeres que él había curado de malos espíritus y enfermedades: María la Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa, intendente de Herodes; Susana y otras muchas que le ayudaban con sus bienes.

Palabra del Señor.

viernes, 11 de junio de 2010

EUCARISTÍA Y SAGRADO CORAZÓN


Visitando al Santísimo Sacramento, vivo en cada Iglesia, el Sagrado Corazón de Jesús recibe adoración y amor de nuestra parte.


La Eucaristía fue el regalo más hermoso y valioso del Sagrado Corazón de Jesús. LaEucaristíanos introduce directamente en el Corazón de Jesús y nos hace gustar sus delicias espirituales. En la eucaristía, como en la cruz, está el Corazón de Jesús abierto, dejando caer sobre nosotros torrentes de gracia y de amor.

En la Eucaristía está vivo el Corazón de Cristo y en una débil y blanca Hostia, parece dormir el sueño de la impotencia, pero su Corazón vela. Vela tanto si pensamos como si no pensamos en Él. No reposa. Día y noche vela por nosotros en todos los Sagrarios del mundo. Está pidiendo por nosotros, está pendiente de nosotros, nos espera a nosotros para consolarnos, para hacernos compañía, para intimar con nosotros.

Hay por lo tanto una relación estrechísima entre la eucaristía y el Sagrado Corazón. ¿Cuál es el mejor culto, la mejor satisfacción, la mejor devoción que podemos dar al Sagrado Corazón?

Participando en la Eucaristía, Jesús recibe de nosotros el más noble culto de adoración, acción de gracias, reparación, expiación e impetración.

Visitando al Santísimo Sacramento, vivo en cada Iglesia, el Sagrado Corazón de Jesús recibe adoración y amor de nuestra parte. Por eso está encendida la lamparita, símbolo de la presencia viva de ese Corazón que palpita de amor por todos.

Damos culto al Corazón de Jesús, haciendo la comunión espiritual, ya sea que estemos en el trabajo, en el estudio, en la calle. Es ese recuerdo, que es deseo profundo de querer recibir a Cristo con aquella pureza, aquella humildad y devoción con que lo recibió la Santísima Virgen. Con el mismo espíritu y fervor de los santos.

Haciendo Hora Santa, Jesús recibe también reparación. Cada pecado nuestro le va destrozando e hiriendo su divino corazón. Con la Hora Santa vamos reparando nuestros pecados y los pecados de la humanidad. Así se lo pidió Cristo a santa Margarita María de Alacoque en 1673 en Paray-Le-Monial (Francia).

También los primeros viernes de cada mes son ocasión maravillosa para reparar a ese corazón que tanto ha amado a los suyos y que no recibe de ellos sino ingratitudes y desprecios.

El culto al Sagrado Corazón de Jesús es la respuesta del hombre y de cada uno de nosotros al infinito amor de Cristo que quiso quedarse en la eucaristía para siempre. Que mientras exista uno de nosotros no vuelva Jesús a quejarse: “He aquí el Corazón que tanto ha amado y ama al hombre y en respuesta no recibo sino olvido e ingratitud”.

Este culto eucarístico es la respuesta de correspondencia nuestra al amor del Corazón de Jesús, pues es en la eucaristía donde ese corazón palpita de amor por nosotros.
CATHOLIC.NET
¡Oh Corazón de Jesús!
Pongo toda mi confianza en Ti.
De mi debilidad todo lo temo,
pero todo lo espero de tu bondad.
A tu Corazón confío... (petición).
¡Jesús mío!, yo cuento contigo,
me fío de Ti, descanso en Ti.
¡Estoy seguro en tu Corazón!

jueves, 10 de junio de 2010

EL ABORTO EN EL DIARIO DE SANTA FAUSTINA KOWALSKA



Sta. Faustina escribe: (D. 1276) "Hoy deseaba ardientemente hacer la Hora Santa delante del Santísimo Sacramento, sin embargo la voluntad de Dios fue otra: a las ocho experimente unos dolores tan violentos que tuve que acostarme enseguida, he estado contorsionándome por estos dolores durante tres horas, es decir hasta las once de la noche. Ninguna medicina me alivió, lo que tomaba lo vomitaba, hubo momentos en que los dolores me dejaban sin conocimiento. Jesús me hizo saber que de esta manera he tomado parte en su agonía en el Huerto y que Él mismo había permitido estos sufrimientos en reparación a Dios por las almas asesinadas en el seno de las malas madres. `[...] Ahora si, entiendo de que dolores se trata, porque el Señor me lo hizo saber... Sin embargo, al pensar que quizá un día vuelva a sufrir así, me da escalofríos, pero no se si en el futuro sufriré otra vez de modo similar, lo dejo a Dios, lo que a Dios le agrade enviarme, lo recibiré todo con sumisión y amor. Ojalá pueda con estos sufrimientos salvar del homicidio al menos un alma..."

martes, 8 de junio de 2010

LA CELEBRACIÓN DEL CORPUS CRISTI


CATEDRAL DE LA REDONDA DE LOGROÑO


LAS ALFROMBRAS PARA LA PROCESIÓN DEL SANTÍSIMO


De este modo, realizan su alfombra 24 asociaciones o colectivos ciudadanos, como son; Adoración Nocturna Española, Asociación de Belenistas de La Rioja, Asociación Española contra el Cáncer, y la Asociación Ultreya.

Por su parte también realizan sus alfombras las cofradías de Jesús Nazareno, de la Entrada de Jesús en Jerusalén, de la Flagelación del Señor, de la Santa Cruz,de las Siete Palabras y el Silencio, de Nª Señora de la Esperanza, de Nª Señora de la Soledad, de Santa María Magdalena, del Santo Cristo de las Ánimas y la del Santo Sepulcro.

También participan los colegios Alcaste, Las Fuentes, Escuelas Pías y San José- HH. Maristas, Cursillos de Cristiandad, Hermandad del Señor de los Milagros, Hogar Navarro, Movimiento Familiar Cristiano, Obra Misionera de Jesús y María y la Parroquia de San Pablo.

jueves, 27 de mayo de 2010

JESUCRISTO SUMO Y ETERNO SACERDOTE


1. El canto de Ísaías habla de Jesús: “Mirad, mi siervo tendrá éxito, subirá y crecerá mucho. Como muchos se espantaron de él, porque desfigurado no parecía hombre, ni tenía aspecto humano, así asombrará a muchos pueblos, ante él los reyes cerrarán la boca, al ver algo inenarrable y contemplar algo inaudito… como brote, como raíz en tierra árida, sin figura, sin belleza. Lo vimos sin aspecto atrayente, despreciado y evitado de los hombres, como un hombre de dolores, acostumbrado a sufrimientos, ante el cual se ocultan los rostros, despreciado y desestimado. Él soportó nuestros sufrimientos y aguantó nuestros dolores; nosotros lo estimamos leproso, herido de Dios y humillado; pero él fue traspasado por nuestras rebeliones, triturado por nuestros crímenes. Nuestro castigo saludable cayó sobre él, sus cicatrices nos curaron. Todos errábamos como ovejas, cada uno siguiendo su camino; y el Señor cargó sobre él todos nuestros crímenes. Maltratado, voluntariamente se humillaba y no abría la boca; como cordero llevado al matadero, como oveja ante el esquilador, enmudecía y no abría la boca. Sin defensa, sin justicia, se lo llevaron… Lo arrancaron de la tierra de los vivos, por los pecados de mi pueblo lo hirieron. Le dieron sepultura con los malvados, y una tumba con los malhechores, aunque no había cometido crímenes ni hubo engaño en su boca. El Señor quiso triturarlo con el sufrimiento, y entregar su vida como expiación; verá su descendencia, prolongará sus años, lo que el Señor quiere prosperará por su mano. Por los trabajos de su alma verá la luz, el justo se saciará de conocimiento. Mi siervo justificará a muchos, porque cargó con los crímenes de ellos. Le daré una multitud como parte, y tendrá como despojo una muchedumbre. Porque expuso su vida a la muerte y fue contado entre los pecadores, él tomó el pecado de muchos e intercedió por los pecadores”. Está maravillosamente explicado como toma nuestros pecados y los hace suyos, al tomar la cruz carga con ellos…

Hebreos explica que por medio del Sacrificio expiatorio de Cristo hemos sido santificados de tal forma que, perdonados nuestros pecados, hemos sido consagrados para poder acercarnos al Dios vivo y poder, así, participar de la ciudad celeste. Así se ha cumplido lo que el Espíritu Santo prometió en las Sagradas Escrituras: Que nos perdonaría nuestras culpas y olvidaría para siempre nuestros pecados. Los que por medio de la fe aceptamos a Cristo y su oferta de salvación, junto con Él participamos ya desde ahora de la Vida que Él nos ofrece, y que llegará a su plenitud en nosotros cuando junto con Él, mediante su Sangre derramada por nosotros, estemos eternamente con Dios, santos como Él es Santo.
2. Es lo que hoy celebramos en la fiesta de Cristo Sacerdote perfecto, que canta con el Salmo: “Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.
Cuántas maravillas has hecho, Señor, Dios mío, cuántos planes en favor nuestro; nadie se te puede comparar. Intento proclamarlas, decirlas, pero superan todo número.
Tú no quieres sacrificios ni ofrendas, y, en cambio, me abriste el oído; no pides sacrificio expiatorio.
Entonces yo digo: «Aquí estoy -como está escrito en mi libro para hacer tu voluntad.» Dios mío, lo quiero, y llevo tu ley en las entrañas.
He proclamado tu salvación ante la gran asamblea; no he cerrado los labios; Señor, tú lo sabes.
No me he guardado en el pecho tu defensa, he contado tu fidelidad y tu salvación, no he negado tu misericordia y tu lealtad ante la gran asamblea”. Son las maravillas que Dios ha hecho a favor nuestro…

domingo, 23 de mayo de 2010

DOMINGO DE PENTE COSTES


Lectura del santo evangelio según san Juan 20, 19-23

Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: - «Paz a vosotros.» Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: - «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.» Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: - «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»

Palabra del Señor.


miércoles, 28 de abril de 2010

YO HE VENIDO AL MUNDO COMO LUZ


Lectura del santo evangelio según san Juan 12, 44-50
En aquel tiempo, Jesús dijo, gritando: - «El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me ha enviado. Y el que me ve a mí ve al que me ha enviado. Yo he venido al mundo como luz, y así, el que cree en mí no quedará en tinieblas. Al que oiga mis palabras y no las cumpla yo no lo juzgo, porque no he venido para juzgar al mundo, sino para salvar al mundo. El que me rechaza y no acepta mis palabras tiene quien lo juzgue: la palabra que yo he pronunciado, ésa lo juzgará en el último día. Porque yo no he hablado por cuenta mía; el Padre que me envió es quien me ha ordenado lo que he de decir y cómo he de hablar. Y sé que su mandato es vida eterna. Por tanto, lo que yo hablo lo hablo como me ha encargado el Padre.»

Palabra del Señor.

lunes, 26 de abril de 2010

VOSOTROS SOIS LA SAL DE LA TIERRA


Lectura del santo evangelio según san Mateo 5, 13-16

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: -«Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo.»


Palabra del Señor.

domingo, 11 de abril de 2010

SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA FIESTA DE LA DIVINA MISERICORDIA


JESÚS EN TI CONFIO

La infinita misericordia de Dios se hace patente
En este segundo domingo de pascua
Permitiéndonos hacer indulgencia plenaria de la pena de nuestros pecados
Con las debidas disposiciones qué para ello se requiere.
Nos manda la última tabla de salvación por medio de su divina misericordia.
¿Y nosotros vamos a ser tan ingratos de rechazarle?
Él que nos perdona, y no nos juzga según merecemos.
Él que nos libro de la muerte eterna con su pasión, y muerte de cruz.
Viene ahora a bendecirnos con sus rayos, de amor y purificación.
Con su herida abierta para cobijarnos; con entrañas de misericordia.
Para llamar al más miserable pecador, como tú, yo… y a todo el genero humano.
Queridos apóstoles nos dice el Señor, no te acerques solo, trae a tu hermano.
Ten Fe, en lo que te digo, aunque no me veas, que tu imagen sea el reflejo de lo que emana de mi corazón, sé testigo de amor, sé humilde y misericordioso; y me harás feliz.
Protege al desvalido, compadécete del oprimido, visita al enfermo, al encarcelado,
Suplica por mi representante en la Iglesia, mortifícate por los sacerdotes, ora por las vocaciones, se apóstol de oración, no esas apóstol de traición, invoca a la Madre de la misericordia del Inmaculado Corazón, que te libre del peligro, invoca el dulce nombre de María, y veras como se esfuma la sombra del maligno, repite muchas veces lo que le mandé a santa Faustina poner en el cuadro. JESÚS EN TI CONFIO.

Mercedes Ramos


http://www.ladivinamisericordia.info/dm/

martes, 23 de marzo de 2010

JESÚS EN TI CONFIO




Qué misterio ocultas Jesús
Que quieres que descubramos.
Qué presencia tan sutil qué sin fin es
Inagotable, siempre bella y deslumbrante.
Como un imán, que atrae, contemplarte…
Ese brillo transparente de triunfador.
Con tus rayos, blanco y rojo, del corazón; brota cual surtidor.
De esencia, divina y de perdón, purificante bálsamo de amor.
Acércate pecador no temas tu miseria, no temas tu color
Que si son como la grana en mi abrazo encontraras tu sanación
Oh señor mío y Dios mío, tiemblo al contemplarte
¿como mi Señor deseas que yo ingrato pecador te mire a los ojos, y no sienta son rojo, en contemplarte?…
Y encima me bendices, y me animas, a propagarte. Acompañarte…
Por que no puedes soportar tanto amor y tus delicias son las almas
por que de ellas tienes hambre, dulce amor mió que bueno eres.
¿Hay algún regalo mejor? ¿Que Tú divina presencia?
¡No me canso de mirarte, y no me canso de adorarte!…
¡En el Santísimo sacramento del Altar!

JESÚS EN TI CONFÍO

Autora: Mercedes Ramos

domingo, 14 de marzo de 2010

RADIO MISERICORDIA




HIMNO DE MISERICORDIA

martes, 2 de marzo de 2010

VIA CRUCIS EN LA HORA DE LA MISERICORDIA


DEL DIARIO DE SANTA FAUSTINA

Padre Eterno, te ofrezco la dolorosa Pasión de Jesús para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.


1. Por su condena a muerte, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
2. Por la cruz que le fue cargada sobre sus espaldas, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
3. Por su primera caída, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
4. Por las lágrimas de su Madre que vino a su encuentro, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
5. Por su angustiosa fatiga por cuya causa se debió obligar a un hombre a ayudarlo, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
6. Por la compasión de la mujer que le enjugó el rostro ensangrentado, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
7. Por su segunda caída, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
8. Por las palabras que EL dirigió a las mujeres que lo compadecían, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
9. Por su tercera caída, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
10. Por aquella brasa de dolor que presentaba su cuerpo cuando fue despojado de sus vestiduras, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
11. Por la horrible transfixión de los clavos que atravesaron sus manos y sus pies, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
12. Por el Agua y la Sangre que brotaron de su Corazón como "fuente de todos los bienes para nosotros" (San Pedro Canisio), ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
13. Por la imagen de todos los dolores que ofrecía su Madre cuando lo tenía muerto entre sus brazos, a tal punto que aún hoy llamamos a esa escena "La Piedad", ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
14. Por la piedra que se cerró sobre su sepulcro, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

domingo, 28 de febrero de 2010

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO:



19.04.2009

(FIESTA DE LA DIVINA MISERICORDIA)
“¡Mis amados hijos! Mi MISERICORDIOSISIMO CORAZÓN, está inflamado de Amor por vosotros y por todos los pecadores del mundo entero!

¡Yo quisiera reuniros debajo de Mis Alas y aquí manteneros para siempre Conmigo! Pero es necesario que el hombre, dotado por Mí, de voluntad libre, por su libre y espontánea decisión quiera darse totalmente a Mí y entregarse a Mi Misericordia.

Yo he buscado a los hombres por todas partes del mundo, a través de Mis Apariciones y Lacrimaciones!

Pero... los hombres con el corazón más duro que las piedras; han rechazado Mi Amor, han despreciado las ofertas de perdón y salvación que les he hecho.

¡Nada hiere más Mi Corazón, que ver Mis Obras de Salvación, Mis Obras de Gracia que son Mis Apariciones: rechazadas y despreciadas por vosotros!

Ninguna lengua jamás podrá contar el Dolor que Mi SAGRADO CORAZÓN sintió cuando Mis Mensajes, dados a Mi hija FAUSTINA, fueron no solamente rechazados por la humanidad en aquellos años en que Yo le hablaba a Ella; sino también como fueron escondidas e incluso prohibidos durante aquellos 20 años, en que ellos fueron condenados por el Clero de la Iglesia Católica...

El Dolor que Mi SAGRADO CORAZÓN sintió entonces sería suficiente para matar a todos los hombres, si Yo les transmitiese este Dolor...

Aquella gran prueba de Mi Amor que fueron los Mensajes que Yo di a Mi Hija FAUSTINA: fue rechazada, fue pisada y despreciada por los hombres...

¡Cuántas almas podrían haber sido salvas, si aquellos Mensajes hubiesen sido divulgados y propagados en todas las Iglesias del Mundo entero con rapidez y prontitud!

Cuántos pecadores podrían haber sido rescatados de las garras del demonio, si aquellos MENSAJES, si Mi CORONILLA DE LA MISERICORDIA hubiese sido divulgada con rapidez y con amor…

¡Cuántas almas Mi CORAZÓN perdió porque Mis Obras de Salvación, que son Mis Apariciones, fueron tan perseguidas y rechazadas!

¡Y cuántas almas Mi SAGRADO CORAZÓN todavía hoy pierde y con tristeza indecible, ve caer en las llamas eternas; porque aún hoy Mis Obras de Salvación, Mis Apariciones son perseguidas, negadas y rechazadas por Mi propio pueblo católico, que tenía el deber primordial: de recibirMe, obedecrMe y hacer aquello que Yo digo para la Salvación de toda la humanidad!

Mi Corazón es de nuevo traspasado, como otrora lo fue en la Cruz… Y como Mi Corazón es traspasado, así también lo es EL CORAZÓN DE MI MADRE y EL CORAZÓN DE MI PADRE SAN JOSÉ…

¡Vosotros al menos… que Me escucháis! Vosotros al menos que queréis amarMe… a pesar de vuestras debilidades… vosotros… decidíos a tener por Mí: un amor verdadero, un amor fiel, un amor incondicional, un amor irrestricto, un amor que no busque otra cosa sino: amarMe, satisfacerme, contentarMe, y aplacar Mi inmensa sed de Amor!

¡Venid Mis hijos! ¡Que Mi CORAZÓN aquí en este Local Bendito de Nuestras Apariciones está ampliamente abierto para vosotros!

No cerraré este Corazón a nadie, sólo quedará fuera de ÉL aquel que eso mismo quiera; rechazando Mi Voluntad, rechazando Mi Amor, rechazando Mi Gracia.

De lo contrario, Yo a todos abriré, a todos mantendré dentro de Mi CORAZÓN y allí: os nutriré, os alimentaré y os haré crecer cada día más en estatura y en belleza en el camino de la Santidad…

YO os volveré bellos a Mis Ojos! YO os volveré inmaculados a Mis Ojos!... ¡Para que así Mi Corazón pueda exultar de alegría por vosotros!

Aquí… donde es Mi Trono de la Misericordia, YO daré: el Perdón, la Paz y todas las Gracias necesarias para vuestra Salvación, y la Salvación de todos aquellos que Mi buscaren aquí, con el corazón recto y deseoso de amarMe y hacer Mi Voluntad.

¡Y aquellos que aquí derramaren lágrimas de sincero arrepentimiento, y deseo de amarMe… a esos YO mostraré la vía segura que va a conducirlos hacia dentro de Mi SACRATÍSIMO CORAZÓN!

¡Buscar cada día más, vuestra conversión y vuestro perfeccionamiento espiritual en las virtudes, pues el tiempo de la Misericordia acaba Mis hijos! Y en breve rayará para el mundo el Día de la Justicia.

¡La humanidad reconocerá el Tiempo de Mi Visita, o sea: el tiempo en que YO y Mi Madre visitamos la Tierra ofreciendo la Salvación a través de Nuestras Apariciones, pero ya será demasiado tarde!...

¡Si vosotros no quisiereis ser del número de aquellos infelices, que tendrán que ir con los demonios hacia el fuego y el tormento eterno, DESPARTAD de esta muerte en que vivís Mis hijos!

jueves, 4 de febrero de 2010

EL REGALO DE JESÚS EN LA SAGRADA COMUNIÓN



Los que vivieron en el tiempo de Jesús lo vieron pasar por delante de ellos, hasta lo tocaron algunos y hablaron con El. La mayoría no se dio cuenta que era –nada menos- que el Hijo de Dios. Nosotros sí sabemos Quién es Jesús. Y nosotros podemos estar con El, verlo en la Hostia Consagrada, hablarle, y mucho más que tocarlo, pues lo recibimos cada vez que comulgamos.

Te doy gracias, Señor porque
te has entregado por nosotros en la Cruz,
para salvarnos y para darnos nueva Vida.

Quiero apreciar lo que significa
que tu Sacrificio en la Cruz se hace presente en cada Misa.

Perdona, Señor, por las veces que he estado fastidiado en Misa…
¡Es que no sabía, Señor, que estabas allí!
¡Y que yo estaba en el Calvario contigo!
Ya lo sé, Señor.

Te pido la gracia de poder sentir que estoy contigo cada vez que esté en Misa.
Gracias por ser mi alimento.
Quiero recibirte, Señor,
porque quieres ser el alimento
de mi vida espiritual

Gracias porque vienes a mi alma en la Comunión. ¡Y Tú eres DIOS!


Señor: creo que estás realmente presente
en el Santísimo Sacramento del Altar.
Te amo. Te necesito.
Ven a mi alma espiritualmente.
Fortifícame. Aliméntame. Vivifícame.
Amén.

La Comunión Espiritual puede hacerse en cualquier momento del día en cualquier sitio y cuántas veces se desee: mientras más veces, mejor. Es especialmente necesaria cuando se quiera comulgar sacramentalmente y por cualquier motivo esto no sea posible.

miércoles, 3 de febrero de 2010

UN PROFETA SÓLO EN SU PATRIA ENTRE SUS PARIENTES Y EN SU CASA CARECE DE PRESTIGIO

Marcos 6: 1 - 6

Salió de allí y vino a su patria, y sus discípulos le siguen.
Cuando llegó el sábado se puso a enseñar en la sinagoga. La multitud, al oírle, quedaba maravillada, y decía: «¿De dónde le viene esto? y ¿qué sabiduría es ésta que le ha sido dada? ¿Y esos milagros hechos por sus manos?
¿No es éste el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, Joset, Judas y Simón? ¿Y no están sus hermanas aquí entre nosotros?» Y se escandalizaban a causa de él.
Jesús les dijo: «Un profeta sólo en su patria, entre sus parientes y en su casa carece de prestigio.»
Y no podía hacer allí ningún milagro, a excepción de unos pocos enfermos a quienes curó imponiéndoles las manos.
Y se maravilló de su falta de fe. Y recorría los pueblos del contorno enseñando.

jueves, 21 de enero de 2010

MENSAJE DE JESÚS

domingo, 17 de enero de 2010

LA NIÑA PRODIGIO



domingo, 10 de enero de 2010

LITURGIA BAUTISMAL


— ¿Renunciáis a Satanás, esto es: al pecado, como negación de Dios; al mal, como signo del pecado en el mundo; al error, como ofuscación de la verdad; a la violencia, como contraria a la caridad; al egoísmo, como falta de testimonio del amor?

Todos: ¡Sí, renuncio!

— ¿Renunciáis a sus obras, que son: vuestras envidias y odios; vuestras perezas e indiferencias; vuestras cobardías y complejos; vuestras tristezas y desconfianzas; vuestras injusticias y favoritismos; vuestros materialismos y sensualidades; vuestras faltas de fe, de esperanza y de caridad ?

Todos: ¡Sí, renuncio!

— ¿Renunciáis a todas sus seducciones, como pueden ser: el creeros los mejores; el veros superiores; el estar muy seguros de vosotros mismos; el creer que ya estáis convertidos del todo; el quedaros en las cosas, medios, instituciones, métodos, reglamentos, y no ir a Dios?

Todos: ¡Sí, renuncio!

— ¿Creéis en Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra?

Todos: ¡Sí, creo!

— ¿Creéis en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que nació de santa María Virgen, murió, fue sepultado, resucitó de entre los muertos y está sentado a la derecha del Padre?


Renovación de las promesas bautismales Todos: ¡Sí, creo!

— ¿Creéis en el Espíritu Santo, en la santa Iglesia católica, en la comunión de los santos, en el perdón de los pecados, en la resurrección de la carne y en la vida eterna?

Todos: ¡Sí, creo!

Oremos: Que Dios todopoderoso, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos regeneró por el agua y el Espíritu Santo y que nos concedió la remisión de los pecados, nos guarde en su gracia, en el mismo Jesucristo nuestro Señor, para la vida eterna. Amén.

El celebrante rocía al pueblo de Dios con el agua bautismal.

Padre nuestro...

BAUTISMO DE JESÚS


Jesús se bautizó. Mientras oraba, se abrió el cielo
Lectura del santo evangelio según san Lucas 3,15-16.21-22

En aquel tiempo, el pueblo estaba en expectación, y todos se preguntaban si no sería Juan el Mesías; él tomó la palabra y dijo a todos: - “Yo os bautizo con agua; pero viene el que puede más que yo, y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego”. En un bautismo general, Jesús también se bautizó. Y, mientras oraba, se abrió el cielo, bajó el Espíritu Santo sobre él en forma e paloma, y vino un voz del cielo: - “Tú eres mi Hijo, el amado, el predilecto.”

Palabra del Señor.

La fiesta litúrgica del Bautismo de Jesús, nos recuerda el acontecimiento que inauguró la vida pública del Redentor, y comenzó así a manifestarse el misterio ante el pueblo.


El relato evangélico pone de relieve la conexión que hay, desde el comienzo, entre la predicación de Juan Bautista y la de Jesús. Al recibir aquel bautismo de penitencia, Jesús manifiesta la voluntad de establecer una continuidad entre su misión y el anuncio que el Precursor había hecho de la proximidad de la venida mesiánica. Considera a Juan Bautista como el último de la estirpe de los Profetas y "más que un profeta" (Mt 11, 9), ya que fue encargado de abrir el camino al Mesías.

En este acto del Bautismo aparece la humildad de Jesús: Él, el Hijo de Dios, aunque es consciente de que su misión transformará profundamente la historia del mundo, no comienza su ministerio con propósitos de ruptura con el pasado, sino que se sitúa en el cauce de la tradición judaica, representada por el Precursor. Esta humildad queda subrayada especialmente en el Evangelio de San Mateo, que refiere las palabras de Juan Bautista: "Soy yo quien debe ser por Ti bautizado, ¿y vienes Tú a mí?" (3, 14). Jesús responde, dejando entender que en ese gesto se refleja su misión de establecer un régimen de justicia, o sea, de santidad divina, en el mundo: "Déjame hacer ahora, pues conviene que cumplamos toda justicia" (3, 15).


sábado, 9 de enero de 2010

PRECES



Ant. Hemos visto su estrella en oriente y hemos venido con presentes a adorar al Señor.

Acudamos a Cristo, Palabra eterna engendrada por el Padre antes del comienzo del mundo y nacido como hombre en el momento culminante de la historia, y aclamémoslo, alegres, diciendo:

Bendito seas, Señor.

Oh Cristo, Hijo de Dios vivo, que existes antes que el mundo fuera creado y viniste en el tiempo a la tierra para salvar al hombre,
haz que todos seamos testigos de la Buena Noticia de la salvación.

Sol de justicia, que brillas desde el seno del Padre e iluminas a todo el orbe,
sé luz para todos los que yacen en tiniebla y en sombra de muerte.

Tú que quisiste ser niño y fuiste colocado en un pesebre,
renueva en nosotros la sencillez de la infancia.

Tú que para darnos la vida eterna has querido ser nuestro pan vivo,
alegra nuestro espíritu con la celebración de la eucaristía.

Se pueden añadir algunas intenciones libres.

Ya que somos la familia de Dios, digamos con grande confianza a nuestro Padre del cielo:

Padre nuestro...

ORACIÓN

Señor, Dios nuestro, luz radiante de todas las naciones, concede una paz estable a todos los pueblos de la tierra, y haz que aquella luz resplandeciente, que condujo a los magos al conocimiento de tu Hijo, ilumine también nuestros corazones. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

domingo, 3 de enero de 2010

DULCE NOMBRE DE JESÚS (EN GREGORIANO)


DEVOCIÓN A LA DIVINA MISERICORDIA

DEVOCIÓN A LA DIVINA MISERICORDIA
Pinta una imagen Mía, según la visión que ves, con la Inscripción : "¡Jesús, yo confío en Ti!." Yo deseo que esta Imagen sea venerada, primero en tu capilla y después en el mundo entero. Yo prometo que el alma que honrare esta imagen, no perecerá. También le prometo victoria sobre sus enemigos aquí en la tierra, pero especialmente a la hora de su muerte. Yo el Señor la defenderé como a Mi propia Gloria

JESUS EN TI CONFIO

JESUS EN TI CONFIO
Por sólo tus amores, Jesús, mi bien amado, en Ti mi vida puse, mi gloria y porvenir. Y ya que para el mundo soy una flor marchita, no tengo más anhelo que, amándote, morir.

SANTÍSIMO SACRAMENTO TE ADORAMOS, TE BENDECIMOS Y TE GLORIFICAMOS.

SANTÍSIMO SACRAMENTO TE ADORAMOS, TE BENDECIMOS Y TE GLORIFICAMOS.

SANTISIMO SACRAMENTO

HIMNO A JESÚS SACRAMENTADOPOR SANTO TOMÁS DE AQUINO(Adoro te devote) Te adoro con devoción, Dios escondido, oculto verdaderamente bajo estas apariencias. A Ti se somete mi corazón por completo, y se rinde totalmente al contemplarte. Al juzgar de Ti, se equivocan la vista, el tacto, el gusto; pero basta el oído para creer con firmeza; creo todo lo que ha dicho el Hijo de Dios: nada es más verdadero que esta palabra de verdad. En la Cruz se escondía sólo la Divinidad, pero aquí se esconde también la Humanidad; creo y confieso ambas cosas, y pido lo que pidió aquel ladrón arrepentido. No veo las llagas como las vio Tomas pero confieso que eres mi Dios: haz que yo crea más y más en Ti, que en Ti espere y que te ame. ¡Oh memorial de la muerte del Señor! Pan vivo que das vida al hombre: concede a mi alma que de Ti viva y que siempre saboree tu dulzura. Señor Jesús, bondadoso Pelícano, límpiame a mí, inmundo, con tu Sangre, de la que una sola gota puede liberar de todos los crímenes al mundo entero. Jesús, a quien ahora veo oculto, te ruego que se cumpla lo que tanto ansío: que al mirar tu rostro cara a cara, sea yo feliz viendo tu gloria. Amén.

DULCE CORAZÓN DE JESUS EN TI CONFIO

DULCE CORAZÓN DE JESUS EN TI CONFIO
Omnipotente y sempiterno Dios, eterna salud de los que creen, escúchanos en bien de tus siervos enfermos, por quienes imploramos el auxilio de tu Misericordia; a fin de que recobrada la salud, te den en tu Iglesia ferviente acción de gracias. Por Cristo Nuestro Señor. Así sea.

Archivo del blog

JESÚS EN TI CONFÍO

JESÚS EN TI CONFÍO
Oh Dios, cuya Misericordia es infinita y cuyos tesoros de compasión no tienen límites, míranos con Tu favor y aumenta Tu Misericordia dentro de nosotros, para que en nuestras grandes ansiedades no desesperemos, sino que siempre, con gran confianza, nos conformemos con Tu Santa Voluntad, la cual es idéntica con Tu Misericordia, por Nuestro Señor Jesucristo, Rey de Misericordia, quien con Vos y el Espíritu Santo manifiesta Misericordia hacia nosotros por siempre. Amén.

NUESTRO SACRIFICIO VIVO ES OLOR FRAGANTE PARA DIOS

NUESTRO SACRIFICIO VIVO ES OLOR FRAGANTE PARA DIOS
“Oh Sangre y Agua, que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una Fuente de Misericordia para nosotros, en ti Cofío".

JESÚS QUE TU CRUZ NOS SALVE

JESÚS QUE TU CRUZ NOS SALVE
La cruz es signo de reconciliación con Dios, con nosotros mismos, con los humanos y con todo el orden de la creación en medio de un mundo marcado por la ruptura y la falta de comunión.

VOSOTROS SOIS LA LUZ DEL MUNDO.

VOSOTROS SOIS LA LUZ DEL MUNDO.
Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte. Ni tampoco se enciende una lámpara y la ponen debajo del celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a todos los que están en la casa. Brille así vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos (Mt 5, 13-16)

CRACIAS SEÑOR POR TU MISERICORDIA

CRACIAS SEÑOR POR TU MISERICORDIA

DULCISIMO CORAZÓN DE JESÚS EN TI CONFIO.

DULCISIMO CORAZÓN DE JESÚS EN TI CONFIO.
Oración Oh Dios todopoderoso y eterno, mira el Corazón de tu amantísimo Hijo, las alabanzas y satisfacciones que en nombre de los pecadores te ofrece y concede el perdón a éstos que piden misericordia en el nombre de tu mismo Hijo, Jesucristo, el cual vive y reina contigo por los siglos de los siglos. Amén.

DULCISIMO CORAZÓN DE MARÍA

DULCISIMO CORAZÓN DE MARÍA
¡Oh Corazón de María!, el más amable y compasivo de los corazones después del de Jesús, Trono de las misericordias divinas en favor de los miserables pecadores; yo, reconociéndome sumamente necesitado, acudo a Vos a quien el Señor ha puesto todo el tesoro de sus bondades con plenísima seguridad de ser por Vos socorrido. Vos sois mi refugio. mi amparo, mi esperanza; por esto os digo y os diré en todos mis apuros y peligros: ¡Oh dulce Corazón de María, sed la salvación mía!

ME OFREZCO JESÚS A TU VOLUNTAD.

ME OFREZCO JESÚS A TU VOLUNTAD.
HIMNO AL SANTO CRISTO DEL CONSUELO DE FUENTES DE MAGAÑA –SORÍA- Tu Frente y Tu Mirada Dolorosa Miramos con piedad, Cristo Jesús Con fe de redimidos, confiados. Venimos a Tu Altar. Te Aclamamos a Ti, nuestro Consuelo, Divino Redentor, alumbre tu Calvario Los senderos de un Pueblo Que te Quiere por Señor. +++ ESTROFA En Cruz crucificado Señor, eres Consuelo, Del árbol de la muerte Salud nuestra salió. Rompiendo las cadenas, Triunfante y Victorioso, Me enseñas a que sea Mártir y Redentor. +++ Tu Frete y Tu Mirada Dolorosa Miramos con piedad, Cristo Jesús Con fe de redimidos, confiados. Venimos a Tu Altar. Te Aclamamos a Ti, nuestro Consuelo, Divino Redentor, alumbre tu Calvario Los senderos de un Pueblo Que te Quiere por Señor

NO ME NIEGES TU AUXILIO EN EL ATARDECER DE MI VIDA

NO ME NIEGES TU AUXILIO EN EL ATARDECER DE MI VIDA

BENDITO SEAS SEÑOR EN LA NATURALEZA, QUE TE ALABEN TODAS LAS COSAS QUE TÚ HAS CREADO

BENDITO SEAS SEÑOR EN LA NATURALEZA, QUE TE ALABEN TODAS LAS COSAS QUE TÚ HAS CREADO

QUIERO ESTAR EN TU CORAZÓN JESUS

QUIERO ESTAR EN TU CORAZÓN JESUS
Un verdadero amigo es alguien que te conoce tal como eres, comprende dónde has estado, te acompaña en tus logros y tus fracasos, celebra tus alegrías, comparte tu dolor y jamás te juzga por tus errores.